Cruzando el desierto que separa Emirates Arabes Unidos con Oman por fin llego a la zona de la costa de Oman. Los famosos coffeeshops que es así como llaman a los restaurantes. Simplemente se acerca un coche, le toca el claxon y el chico sale del local a tomarle nota a la ventanilla. Se suelen quejar mucho si su comida tarda más de 5 min en entregarse.

Generalmente no me pareció muy bonito el recorrido que hice por Oman. Fuí por la costa hasta llegar a Mascate, una costa de arena negra con increibles cantidades de basura. Muchos sillones y casetas para tumbarse, las casas eran realmente increíbles. A Oman le encanta destacar de casas enormes y ponerle colores extravagantes para hacer notar que son gente con dinero y status social. Podéis encontrar kilómetros de basura y que en medio haya una casa enorme plateada.

Mascate, igual de caro que Suiza

Mascate me pareció muy caro y lamentablemente me tuve que quedar allí una semana esperando mi visado de la India. Necesitaba un visado especial para entrar y salir por carretera en Nepal y Bangladesh por lo que tenía que ser uno especifico para mi viaje. La visa me costó 110 € para 6 meses -aunque no necesitaba tanto tiempo- pero ahora las hacen así. Oman no solamente me sacó dinero estando más de una semana esperando el visado. Además necesitaba reservar un ticket de vuelo para llegar a la India ya que no existe conexión entre Oman y la India por ferry; tienen una gran problemática con las tierras Pakistanies. ¿Y qué ocurrió? a través de skyscanner encontré un bueno “barato”, bueno, era el más bajo de todos con la compañía Etihad Airways. Como buena persona previsora decidí ir directamente al aeropuerto a hablar con la compañía para preguntar sobre el sports luggage de mi bicicleta. En internet no llegué a encontrar la información y quise informarme personalmente. Ellos me respondieron que sin problema, no existe ningún cargo extra por llevarla. Volviendo feliz por esa respuesta decidí reservar el vuelo para tenerlo todo listo para mi viaje.

El día del vuelo llego unas 2 horas antes del embarque y el encargado del checking me dice:

-Van a ser 350$ por su bicicleta.

-¿Cómo? vine el otro día preguntando sobre esto y no había ningún cargo(como tienen el inglés de un niño de 10 años no me entendió).

-Són 350$ Señor.

¿Conclusión?



Al final tuve que pagarlo porque si no perdía el dinero que pagué por el vuelo. Volverlo a reservar iba a ser casi lo mismo que pagar por la bicicleta. Así que al final tuve que pagar 250$ por el vuelo a New Delhi, 350$ de bicicleta… creéis que allí acabo la cosa? al llegar al aeropuerto de New Delhi me encontré algunas piezas de la bicicleta rotas. A día de hoy sigo luchando para que me paguén todos los daños causados ya que el servicio de Etihad es horrible. Me encontraba muy mal, en menos de un día había perdido una gran parte de mi dinero. Ahora me tocaba mirar al futuro para solucionar mi problema de presupuesto. Es una gran tristeza que las compañias no miren la história que hay detrás de las personas; solo quieran tu cartera y si luego hay algún problema miren hacia otro lado.

Algunos países son buenos y otros no tan buenos por decir que mejor ni pisarlos. Sin embargo conocí a otros cicloturistas que les ha encantado este país. Recuerdo que yo hablo es este post desde mi propia experiencia y no tiene por qué ocurrir de la misma manera.

Donde queda Oman en el mapa

cicloturismo oman